El candidato demócrata Joe Biden planea, si es elegido presidente de Estados Unidos, crear un equipo especial para reunir a cerca de 545 niños migrantes que fueron separados de sus padres por una política instaurada por el gobierno de Donald Trump, y que todavía siguen sin ser encontrados.

En un anuncio lanzado este jueves titulado "Separados" Biden se comprometió a que si llega a la Casa Blanca, en el primer día de su mandato va a firmar un decreto para crear un equipo especial para reunir a las familias migrantes.

El gobierno de Trump -en un intento de frenar las masivas llegadas de familias centroamericanas a la frontera con México- decidió separar a los niños de sus padres.

Esta política comenzó en 2017 como un proyecto piloto y fue anunciado en mayo de 2018 como una política de "tolerancia cero" frente a la inmigración irregular.

En 2019 la American Civil Liberties Union (ACLU), una influyente organización de derechos civiles, estimó que más de 5,000 niños fueron separados de sus padres.

En plena campaña electoral, la organización reveló que 545 niños migrantes seguían separados de sus padres.

El tema golpeó de lleno en la campaña y la semana pasada, en el debate de cierre entre Trump y el candidato demócrata Joe Biden, éste tachó la política del mandatario republicano como "criminal".

Una investigación del Comité Judicial de la Cámara Baja, liderado por los demócratas, denunció este jueves que esta política estuvo marcada por la "temeraria incompetencia" y la "crueldad" de las autoridades.

En el informe los legisladores señalaron que, debido a la inconsistencia de las directivas, el proceso de separación fue muchas veces "más caótico y cruel" de lo necesario y señaló que en algunos casos ni siquiera se le permitió a los padres despedirse de sus hijos.