Washington. El futuro presidente estadounidense, Joe Biden, reveló el día de ayer 14 de enero, sus planes para luchar contra el Covid-19, incluye inyectar 1.9 billones de dólares en la economía, pero su agenda de los primeros 100 días está opacada por el inminente juicio político de su predecesor, Donald Trump.

"Imagínense un futuro: 'hecho en Estados Unidos', 'hecho completamente en Estados Unidos' y completamente por estadounidenses", dijo, enfatizando que el dinero de los contribuyentes se utilizará para "reconstruir Estados Unidos".

En un mensaje difundido en horario de máxina audiencia mediática, Biden precisó que el paquete de ayuda económica está diseñado para mitigar la doble crisis, económica y sanitaria, que enfrenta el país. Habrá ayuda directa a las familias, empresas y comunidades del país.

“La unidad no es un sueño, es un paso práctico para lograr juntos todos los objetivos que tenemos como país”, comentó.

El anunico de Biden lo hace un día después de la muerte de 4,200 personas por causa del Covid-19, una cifra récord por día en el país.

La semana pasada hubo un millón de solicitudes de empleo en Estados Unidos.

“No podemos quedarnos con los brazos cruzados”, enfatizó Biden en clara referencia a Trump, que después de las elecciones no ha mencionado la palabra Covid-19.

La próxima semana será de enorme tensión en el país por la eventual salida anticipada de Trump de la Casa Blanca.