El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el miércoles que advirtió a su homólogo ruso, Vladimir Putin, de sanciones estadounidenses sin precedentes si Rusia ataca a Ucrania.

Un día después de dialogar telemáticamente por dos horas, Biden dijo que Putin recibió "el mensaje".

"Dejé muy en claro que, si invade Ucrania, habrá graves consecuencias, graves consecuencias, consecuencias económicas como nunca jamás ha visto ni se han visto", dijo Biden a los periodistas en la Casa Blanca.

Empero, añadió que "no está sobre la mesa" enviar tropas estadounidenses para enfrentar a los rusos.

Incrementando la presión sobre Putin, el nuevo canciller alemán Olaf Scholz advirtió de "consecuencias" para el gasoducto Nord Stream 2, un enorme proyecto ruso para entregar gas natural a Alemania.

Interrogado por Die Welt TV sobre si podía imaginarse el uso del oleoducto como herramienta para evitar un ataque ruso a Ucrania, Scholz dijo que su gobierno quiere "que se respete la inviolabilidad de las fronteras" y añadió que, si no fuera así, "todos entienden que habrá consecuencias".

Tas la cumbre Biden-Putin, la Casa Blanca sugirió inmediatamente que detener el oleoducto Nord Stream 2 podría ser parte de una represalia económica, aunque el tema es controvertido en Europa, que depende en gran medida de los recursos energéticos rusos.

El ministerio de Exteriores de Francia dijo en una nota que Rusa enfrentaría "consecuencias estratégicas y masivas".

A su vez el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, dijo haber escuchado un mensaje similar durante conversaciones con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Ambos "coincidieron en la necesidad de imponer costos rápidos y severos a Rusia si intensifica su agresión a Ucrania", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Putin, sin embargo, defendió la movilización de hasta 100,000 soldados rusos a la frontera con Ucrania por considerarla una medida defensiva en medio de los temores de Moscú de que su vecino esté siendo arrastrado hacia la esfera de la OTAN.

Putin subrayó que la expansión de la OTAN hacia el este es un "asunto sensible" para su gobierno.

El gobierno pro occidental de Ucrania quiere unirse a la alianza militar de la OTAN, pero no está ni cerca de ser admitido.

Las tropas rusas ya ocupan la península ucraniana de Crimea y fuerzas separatistas respaldadas por Rusia dominan un territorio que cubre una franja del este de Ucrania.

¿Tropas de Estados Unidos?

Biden advirtió también que, además de las medidas económicas, Washington reforzará su presencia militar en países de la OTAN en el este de Europa si Moscú ataca a Ucrania.

"Probablemente tendríamos que reforzar nuestra presencia en los países de la OTAN para tranquilizar especialmente a los del flanco oriental. Además, dejé en claro que también proporcionaríamos capacidad defensiva a los ucranianos", recordó.

Estados Unidos ya colabora con el ejército ucraniano y le ha proporcionado millones de dólares en armamento. Sin embargo, Biden dijo que se descartó enviar tropas estadounidenses para defender Ucrania sin el acuerdo de la OTAN.

Biden sostuvo que despachar tropas estadounidenses para defender a Ucrania de un eventual ataque ruso "no está entre las consideraciones" de su administración, porque ese país no es parte de la OTAN.

"La idea de que Estados Unidos va a usar unilateralmente la fuerza para enfrentar a Rusia en caso de invasión a Ucrania, no está entre las consideraciones en este momento", subrayó Biden.

"Tenemos una obligación moral y una obligación legal para con nuestros aliados de la OTAN en virtud del artículo cinco. Es una obligación sagrada. Y esa obligación no se extiende a... Ucrania", alegó.

"Pero eso dependería de lo que el resto de los países de la OTAN también estuvieran dispuestos a hacer", dijo Biden, aparentemente dejando solo levemente abierta la puerta a una intervención.

Sobre la afirmación de Rusia de que la expansión de la OTAN en sus antiguos bastiones soviéticos representa una amenaza, Biden dijo que Moscú y los principales aliados de la OTAN estaban trabajando a un alto nivel sobre "si podríamos o no diseñar algún arreglo para bajar la temperatura en el flanco este"

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, quien ha dicho que está listo para negociar con Putin, dio la bienvenida a la cumbre del martes.

"Es positivo que el presidente de Estados Unidos haya hablado con el presidente de Rusia", dijo Zelensky quien dialogará con Biden el jueves.

Ucrania ha estado luchando contra los separatistas rusos en las regiones del este de Lugansk y Donetsk desde 2014, poco después de que Moscú tomara Crimea.

Kiev y sus aliados occidentales acusan al Kremlin de apoyar a los separatistas con cobertura militar, financiera y política, lo cual es negado por Moscú. El conflicto se ha cobrado más de 13,000 vidas.

rrg