Jerusalén. El primer ministro alterno de Israel, Benny Gantz, informó que su partido votará a favor de un proyecto de ley de la oposición para disolver el Parlamento, una medida que podría forzar una cuarta elección en menos de dos años.

En un discurso televisado, Gantz anticipó que el Partido Azul y Blanco “votará mañana (hoy miércoles) a favor de la disolución de la Knéset (el Parlamento de Israel)”, y convocar elecciones anticipadas si el primer ministro, Benjamin Netanyahu, no logra la aprobación de los presupuestos.

El partido centrista Azul y Blanco de Gantz es el socio clave en una frágil coalición liderada por el Likud de derecha del primer ministro Benjamin Netanyahu.

Surgida luego de tres elecciones de las que no salió ninguna mayoría entre Netanyahu y Gantz, esa coalición estuvo plagada desde el principio de luchas internas y recriminaciones.

Gantz, un exjefe del ejército que se desempeña como ministro de Defensa, dijo que la negativa de Netanyahu a apoyar una propuesta presupuestaria dejaba en claro que el primer ministro quería llevar a Israel de vuelta a las urnas.

Gantz ha dicho que ni él ni su partido pueden seguir apoyando un gobierno liderado por Netanyahu, ya que describen su gestión como “desagradable”.

Inestabilidad

La votación del día de hoy es preliminar, y la medida requerirá dos votaciones adicionales en la Knéset antes de convocar una nueva elección.

Poco antes del discurso de Gantz, el primer ministro publicó un video en Twitter en el que instaba a su socio a votar en contra de la iniciativa opositora.

“Ahora no es el momento de las elecciones. Ahora es el momento de la unidad”, dijo Netanyahu.

El gobierno de unidad de Netanyahu-Gantz, acordado en abril pasado, tenía como objetivo, en parte, proporcionar a Israel estabilidad tras la peor crisis política de su historia y mientras la pandemia de coronavirus se aceleraba.

Según el pacto, Netanyahu se desempeñaría como primer ministro durante la primera mitad del acuerdo de tres años, y Gantz posteriormente asumirá el cargo en noviembre del 2021.

El acuerdo incluía varias disposiciones que habrían provocado automáticamente el colapso de la coalición, incluida la imposibilidad de aprobar un presupuesto.

Los críticos de Netanyahu lo acusan de negarse a aprobar un presupuesto de dos años como táctica para garantizar que no se vea obligado a entregar el puesto de primer ministro a Gantz.

¿Netanyahu sorteará nuevo temporal?