La Habana.- Miles de cubanos despidieron al Papa Benedicto XVI durante su trayecto hacia el aeropuerto internacional José Martí de esta capital, con lo que concluye su estancia de tres días en la isla.

De acuerdo con información de la agencia Prensa Latina, las calles de la urbe se llenaron de banderas de Cuba y de la Ciudad del Vaticano, durante el paso del Pontífice, quien desde el Papamóvil correspondió a las muestras de cariño expresadas por creyentes y no creyentes.

Horas antes, durante una conferencia con la prensa acreditada para la ocasión, el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, calificó de afable y respetuosa la acogida de los cubanos al Santo Padre, los cuales sumaron más de medio millón entre los congregados en Santiago de Cuba y La Habana.

El portavoz manifestó que Benedicto XVI había quedado gratamente sorprendido por la alegría y la gran participación popular en sus actividades.

apr