La policía de Bélgica sigue buscando a dos sospechosos de integrar la célula terrorista desarticulada la pasada semana en el marco de una operación que resultó en la muerte de dos presuntos yihadistas.

Los sospechosos, un belga de 21 años y un holandés de 18 años, habrían huido en coche durante el registro de un piso en la ciudad de Verviers, a unos 100 kilómetros al este de Bruselas, afirma el diario Het Nieuwsblad.

Las autoridades belgas creen que habrían pasado por París y seguido camino hacia el sur, con dirección a Madrid, de donde podrían viajar hacia Yémen o Arabia Saudí.

Un aviso de búsqueda ha sido publicado en diversos medios españoles informando que los sospechosos estarían armados.

La célula terrorista estaba integrada por diversos hombres que regresaron recientemente de Siria y planeaba un atentado de grand escala contra las fuerzas de seguridad belgas.

En la operación, realizada simultáneamente en varias ciudades belgas, incluyendo Bruselas, trece personas fueron detenidas y se han incautado armas de guerra, explosivos, material de comunicación y grandes cantidades de dinero, además de uniformes de la policía.

erp