El gobierno belga anunció este viernes el primer caso en Europa de la nueva variante de Covid-19 detectada en Sudáfrica, en una persona no vacunada que viajó al extranjero.

"Tenemos un caso confirmado de esta variante. Se trata de alguien que vino del extranjero y dio positivo el 22 de noviembre y no estaba vacunado", dijo el ministro de Salud belga Frank Vandenbroucke, en una rueda de prensa.

El virólogo belga Mark Van Ranst, escribió en Twitter que la persona, que no había sido infectada por el virus hasta ahora, regresó de Egipto el 11 de noviembre.

"Tenemos que repetir que es una variante sospechosa, no sabemos si es una variante muy peligrosa", dijo Vandenbroucke, aunque mencionó que algunos países europeos estaban cerrando sus puertas a viajeros procedentes de varios Estados del sur de África por "precaución".

Así que precaución total, pero que no cunda el pánico", dijo, y añadió que el grupo belga de evaluación de riesgos Covid-19 estaba analizando la situación.

La variante B.1.1.529, potencialmente muy contagiosa y con múltiples mutaciones, se detectó en Sudáfrica, como anunciaron el jueves los científicos, que desconocen aún la eficacia de las vacunas sobre esta mutación.

Ese mismo día, Londres comunicó la prohibición de los vuelos procedentes de seis países del África meridional. Y el viernes países como Italia, Alemania, Francia, Singapur... adoptaron la misma medida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recordó que desaconseja este tipo de medidas ya que prefieren un "enfoque científico, basado en los riesgos". Sin que este llamamiento haya tenido mucho efecto.

erp