Barack Obama inicia el tramo final de etapa como presidente de Estados Unidos, una última oportunidad para atar cabos sueltos y dar los últimos retoques a su legado antes de ceder las riendas del país a Donald Trump.

Obama regresará a Washington a mediodía procedente de Hawaii, donde pasó sus vacaciones de Navidad, con menos de tres semanas de trabajo por delante. Sus últimos días en la Casa Blanca estarán dedicados en su mayoría a intentar proteger su amenazada ley de atención sanitaria, a un importante discurso de despedida y a la cesión del poder al equipo del republicano Trump.

El discurso que ofrecerá el próximo 10 de enero en su ciudad, Chicago, se espera que sea su último mensaje a la nación. Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que Obama planea además conmutas e indultos de última hora en línea con los esfuerzos de su segundo mandato para reducir las condenas en casos de narcotráfico castigados con penas innecesariamente severas.

NOTICIA: ¿Qué hará Obama cuando deje la presencia de EU?

El presidente estadounidense, Barack Obama, pronunciará su discurso de despedida la semana próxima en Chicago, su feudo político, donde hace ocho años festejó su elección a la Casa Blanca ante una muchedumbre entusiasmada.

Al comentar que apenas había empezado a escribir su texto, el presidente norteamericano, que llega este lunes a Washington tras dos semanas de vacaciones con su familia en Hawái, señaló que iba a hablar sobre los ocho años de su presidencia y también sobre el futuro.

"Lo veo como una oportunidad de daros las gracias por esta extraordinaria aventura, de hacer un reconocimiento a la forma en la que habéis cambiado este país para mejor a lo largo de ocho años y de aportar algunas reflexiones sobre nuestro futuro", explicó.

El presidente demócrata, de 55 años, cederá el poder el próximo 20 de enero al republicano Donald Trump, de 70 años.

"Ser vuestro presidente ha sido el privilegio de mi vida. Continuaré a vuestro lado como ciudadano", tuiteó el domingo desde Hawái.

NOTICIA: Barack Obama hace recuento de logros de su administración

"El cambio ha llegado a Estados Unidos", afirmó el primer presidente negro de la historia del país hace ocho años, la noche de su victoria, el 5 de noviembre de 2008.

"Si alguien duda de que Estados Unidos es un lugar donde todo es posible (...) aquí está la respuesta esta noche", señaló entonces ante decenas de miles de personas reunidas en Grant Park, un inmenso jardín público ubicado entre el lago Michigan y filas de rascacielos.

Con información de AFP y AP

rarl