Santiago.- La presidenta chilena Michelle Bachelet aprovechará la visita que realizará este fin de semana a Chile su homólogo francés, François Hollande, para pedirle apoyo en la renegociación del acuerdo de asociación con la UE y seguir disfrutando de los beneficios que otorga ser un país en desarrollo.

Así lo manifestó en una entrevista concedida este jueves a la AFP en la que destacó la "historia de colaboración política producto de compartir valores esenciales" entre los dos países.

Bachelet dijo que Chile era "el primer país que hizo un acuerdo de asociación con la UE", y "queremos actualizar el nuestro", por lo que va a pedir a Hollande que "nos apoye" en este momento con el terremoto que ha causado la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión.

Asimismo, Bachelet espera el apoyo de Francia para frenar el proyecto de revisar la configuración del sistema de cooperación para el desarrollo en el marco de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que afectaría a países de renta media, como Chile.

"Nosotros consideramos que hay que conversarlo mucho más porque Chile, con esos recursos que recibe, puede cooperar con terceros países mostrando el tipo de prácticas e iniciativas", dijo la presidenta.

Esta es la primera visita que realiza un presidente francés a Chile desde 2006.

Las delegaciones de ambos países firmarán acuerdos en los sectores de cultura, defensa, turismo, cooperación en la lucha contra el narcotráfico, justicia, educación y trabajo.

Francia, muy presente en Chile en áreas como la energía -eléctrica y gas-, agua, industria alimentarias, comercio y químicos, es el cuarto inversor de la Unión Europea en el país sudamericano.

Bachelet, al igual que Hollande, se encuentra en la recta final de su mandato que concluirá en marzo del próximo año, e invitó a las empresas francesas a seguir invirtiendo en su país porque "hay espacios para incrementar el intercambio comercial y para que vengan más empresas a invertir".