El gobierno de Estados Unidos dio luz verde este miércoles a la petrolera británica BP para comenzar el operativo que intentará sellar el pozo del que sale el vertido de petróleo que afecta al Golfo de México.

La almirante de la Guardia Costera estadounidense Mary Landry "concedió a BP la aprobación para iniciar el procedimiento para tratar de utilizar la técnica llamada 'top Kill' (taponeo)", dijo un comunicado oficial.

Esta técnica consiste en inyectar una solución de agua, materias sólidas y barita -un mineral- en dos circuitos que conducen a la válvula de seguridad del pozo, de donde se escapan el petróleo y el gas, y luego en tapar el pozo con cemento.

Landry dio luz verde tras la validación del procedimiento por científicos gubernamentales y consultas con el comandante de la Guardia Costera Thad Allen, quien es el responsable de la respuesta al derrame petrolero, dijo.

No descansaremos: Obama

El presidente estadounidense Barack Obama afirmó que su gobierno no descansará hasta que se interrumpa la fuga de petróleo en el Golfo de México y se complete la operación de limpieza de la zona, donde se generó un desastre ambiental.

"No descansaremos hasta que ese pozo esté cerrado, el medioambiente esté recuperado y la limpieza se haya completado", dijo Obama, previo a su viaja a la costa del Golfo el viernes, en el marco del desastre generado por una plataforma de la británica BP.

Obama -cuyo gobierno enfrenta creciente presión por el desastre originado por BP- dijo que su equipo está "intensamente comprometido" con científicos e ingenieros en explorar alternativas para el problema.