Venice.- La marea negra de petróleo que se propaga en el Golfo de México tiene el potencial de ser un desastre ambiental sin precedentes, dijo el domingo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Obama dijo a reporteros en Luisiana que el foco está en poner límite al derrame desde una rotura de un pozo, pero prometió que el Gobierno de Estados Unidos "haría lo que sea necesario durante el tiempo que sea necesario" para finalizar la crisis.

El líder estadounidense aseguró que la dueña del pozo, el gigante energético con base en Londres, BP Plc BP.L, es responsable por el derrame y "pagará la factura" de la limpieza.

Costos millonarios

La cuenta total relacionada al derrame de petróleo que se dirige a Luisiana desde un pozo operado por BP Plc en el Golfo de México, podría superar los 14.000 millones de dólares, dijeron analistas.

Desde una explosión casi dos semanas atrás en la plataforma Deepwater Horizon, un escenario de desastre ha surgido con cientos de miles de galones de crudo brotando sin control en el Golfo y moviéndose inexorablemente al norte en dirección a la costa.

La responsabilidad de la operación de limpieza es de los propietarios del pozo, liderados por la compañía petrolera con sede en Londres BP Plc BP.L.

BP dijo la semana pasada que estaba gastando 6 millones de dólares por día en la limpieza, pero admitió que esta cifra podía subir fuertemente cuando la mancha toque tierra.

Ni la compañía ni su socio del 25%, la exploradora Anadarko Petroleum han sacado un estimado de costos totales, aunque el presidente ejecutivo de BP, Tony Hayward, dijo a Reuters el viernes en una entrevista que pagaría todos los reclamos legítimos por daños.

La cuenta final para la limpieza del derrame podría ascender a 7.000 millones de dólares, dijo Neil McMahon, analista de la firma de inversión Bernstein.

Analistas de Morgan Stanley pusieron la cifra en 3.500 millones de dólares, mientras analistas de Citigroup, Evolution Securities y Panmure Gordon ubicaron los costos de limpieza en menos de 1.100 millones de dólares.

La compensación que debe pagarse a los afectados por la mancha podría también totalizar miles de millones de dólares.

El costo para la industria pesquera de Luisiana podría ser de 2.500 millones de dólares, mientras la industria del turismo de Florida podría perder 3.000 millones de dólares, predijo Bernstein.

BP también tendrá que gastar 100 millones para perforar un pozo de alivio para intentar y contener la fuga del pozo, mientras la pérdida del Deepwater Horizon representa un golpe de cerca de 1.000 millones de dólares para su propietario, la especialista en perforación con sede en suiza Transocean RIG.N.

Compensación para trabajadores

Once trabajadores desaparecieron y se los presume muertos, tras la explosión de la plataforma y se tendrá que compensar a sus familias.

BP se vio obligada a pagar 2.000 millones de dólares en compensación después de que 15 trabajadores murieron en una explosión en el 2005 en su refinería de Ciudad de Texas, aunque Peter Hitchens de Panmure dijo que es probable que los pasivos relacionados con la plataforma sean responsabilidad de Transocean.

BP y sus socios en el bloque petrolero del pozo con fuga tendrán que cubrir los costos de limpieza y los daños en una base proporcionada a sus participaciones accionarías, que dejarán a BP con el 65% de la factura.

La compañía se auto-asegura a través de su propia compañía de seguros, llamada Júpiter. Contrario a reportes de la prensa, Júpiter no descarga riesgos en reaseguradoras o sindicatos de Lloyds de Londres, dijo el domingo un portavoz.

Por lo tanto, BP terminará pagando los costos de su propio bolsillo.

Sin embargo, es posible que BP y Anadarko puedan buscar reclamar por daños a Cameron International Corp, el fabricante del equipo de cabeza del pozo, que ha sido responsabilizado por el accidente o a compañías involucradas en mantener la maquinaria de perforación.

El petróleo se filtra porque una válvula de cierre que arrancaría automáticamente cuando se produce el problema, no ha funcionado.

La válvula, conocida como preventor de reventones, fue suministrada por Cameron y operada como parte integral de la plataforma de Transocean.

El abastecedor de servicios petroleros Halliburton HAL.N dijo que desempeñó una variedad de tareas en la plataforma.

Si BP pudiera probar que Halliburton o Cameron hicieron algo mal, podrían descargar parte de la responsabilidad sobre ellos, dijo la semana pasada Mike Breard, analista de energía de Hodges Capital Management de Dallas.

Las acciones de BP han caído cerca del 13% desde el accidente, destruyendo 20.000 millones de dólares de valor de mercado de la compañía.

Las acciones de Anadarko, Transocean, Cameron y Halliburton también han sido afectadas.

Si los reguladores hallan alguna irregularidad o incompetencia por parte de las compañías, podrían imponer multas, aunque analistas dijeron que yendo a multas anteriores, estas probablemente estarían en el rango de decenas de millones, carecen de importancia frente a la factura total.

En tal situación, las cortes podrían también otorgar daños punitivos.

Exxon Mobil fue impuesta con 5.000 millones de dólares en daños punitivos después que su tanquero Valdez esparció 258.000 barriles de crudo pesado en Alaska en 1989.

Sin embargo, los daños fueron luego reducidos a alrededor de 500 millones de dólares en la apelación.

Todos los analistas acuerdan que la cuenta final por el incidente del Deepwater Horizon dependerá de cuánto daño cause.

apr