Las instituciones financieras globales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional -creadas en la conferencia de Bretton Woods de New Hampshire en 1944- están superadas y deben ser reemplazadas, dijo el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy a un foro económico en San Petersburgo organizado por el presidente ruso Dmitry Medvedev.

Todos debemos pensar sobre los cimientos de un nuevo sistema financiero internacional. Nos hemos basado en las instituciones de Bretton Woods de 1945, cuando nuestros amigos estadounidenses eran la única superpotencia'', dijo Sarkozy.

Mi pregunta es: ¿Seguimos en 1945? La respuesta es, ‘no' , agregó.

Mientras que la conferencia de Bretton Woods ocurrió en 1944, el Fondo Monetario Internacional fue oficialmente establecido un año después, cuando los 29 países participantes firmaron sus Artículos del Acuerdo.

Sarkozy dijo que las Naciones Unidas tienen demasiados miembros para llegar a un consenso sobre cómo reformar el sistema financiero global, mientras que el G8, formado por las 8 naciones más acaudaladas del mundo, apenas prestan atención a los países en vías de desarrollo.

¿Quién puede encarar con seriedad los grandes problemas del mundo sin pedir las opiniones de China, la India, Brasil, México? , preguntó Sarkozy. Agregó que la entidad más eficiente es el G20, un grupo de 20 países acaudalados y en vías de desarrollo.

El presidente francés prometió trabajar con Rusia durante la sesión de la próxima semana del G-20 en Canadá para analizar algunos de los temas más urgentes surgidos de la crisis financiera global, como limitar los paraísos fiscales de ultramar y abolir la ``ley de la jungla'' que según él gobierna la economía global.

Sarkozy agregó que el G-20 `` deberían pensar conjuntamente sobre un nuevo sistema de moneda internacional'', pero no quiso explayarse.

Medvedev fue más allá de la sugerencia y resaltó la necesidad de contar con más divisas de reserva además del euro y el dólar.

``Estamos elaborando planes para el futuro. Nos referimos a la creación de otras divisas de reserva, y contamos con otros países para entenderlo. Incluso el uso de dos divisas tan sólidas como el euro y el dólar no asegurarán al mundo de los problemas que puedas surgir'', pronosticó Medvedev.

apr