El Cairo.- El Comité de Aviación Interestatal (CAI) de Rusia afirmó hoy que el avión de pasajeros que se accidentó la víspera en la península egipcia del Sinaí, con 224 personas a bordo, se desintegró en el aire.

"El avión se destruyó en el aire y sus fragmentos se encuentran dispersos en una vasta zona de unos 20 kilómetros cuadrados , afirmó el director ejecutivo del CAI, Víctor Sorochenko, tras un recorrido por la zona del siniestro.

El avión de pasajeros, un Airbus A321-200, operado por la aerolínea Metrojet en Moscú, se estrelló en una zona remota montañosa de la península de Sinaí, 23 minutos después de despegar del balneario Sharm el-Sheikh, en el mar Rojo, el sábado por la mañana.

NOTICIA: Autoridades egipcias localizan avión siniestrado en el Sinaí

En declaraciones a la prensa nacional e internacional, Sorochenko dijo que aunque es demasiado pronto para hablar sobre las causas del accidente, no hay duda de que el avión se desintegró en el aire, según un reporte de la agencia estatal de noticias rusa Itar-tass.

El funcionario del CAI confirmó que por el momento se han encontrado 163 cuerpos, de los 217 pasajeros y siete tripulantes que transporta el avión, en su mayoría de nacionalidad rusa, y que las cajas negras recuperadas son examinadas por expertos rusos, egipcios y franceses.

El jefe de la Agencia de Transporte Aéreo de Rusia, Alexandr Neradko, dijo por su parte que todas las evidencias apuntan a que el avión se desintegró en el aire a gran altura, lo que confirmaría que pudo ser derribado, aunque las investigaciones continúan.

El grupo islamista Península del Sinaí, considerada ala del Estado Islámico (EI) en Egipto, se responsabilizó la víspera en un mensaje en Twitter del derribo del vuelo KGL9268, en venganza a las operaciones militares que lleva a cabo Rusia en Siria.

NOTICIA: Estado Islámico se adjudica haber derribado el avión ruso

Pese a las afirmaciones de las autoridades rusas, el primer ministro egipcio, Sharif Ismail, dijo este domingo que los expertos habían confirmado que el avión no pudo ser derribado, ya que el Airbus A321 volaba a más de 9,450 metros de altura.

A esa altitud ningún arma que se sabe poseen los militantes pudo haber alcanzado la nave , destacó, aunque funcionarios egipcios dijeron a la prensa extranjera que el cuerpo de una niña de tres años había sido recuperado a ocho kilómetros del lugar donde cayó el avión.

Expertos egipcios en seguridad y aviación han coincidido en que es extremadamente difícil que el avión de pasajeros haya sido derribado por un misil tierra-aire, aunque no descartaron la posibilidad de un sabotaje a bordo de la nave.