Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegó este día a la capital argentina para reunirse con funcionarios locales y los asesores económicos de los candidatos presidenciales que se enfrentarán en las elecciones de octubre próximo.

El equipo del FMI, encabezado por Roberto Cardarelli, "se reunirá con las autoridades argentinas para analizar los recientes acontecimientos económicos y financieros y los planes de políticas del gobierno", de acuerdo con un comunicado del organismo multilateral.

“El equipo económico también se reunirá con asesores económicos de los principales candidatos presidenciales para intercambiar puntos de vista”, añadió el texto.

Entre esos encuentros están los previstos con Guillermo Nielsen y Cecilia Todesca, ambos asesores económicos del kirchnerista Alberto Fernández; así como con Marco Lavagna, hijo de Roberto Lavagna, legislador y economista, que apoya a su padre en la candidatura presidencial por el frente Consenso Federal 2030.

"Vamos a tener reuniones de trabajo tanto el sábado como el domingo. Será el primer acercamiento luego de la asunción del ministro" de Hacienda, Hernán Lacunza, señalaron fuentes oficiales citadas por la agencia de noticias Télam.

Durante su estancia en Argentina, la misión del FMI revisará el cumplimiento de las metas fiscales, monetarias y económicas del país sudamericano, y mantendrá encuentros con el ministro Lacunza y el titular del Banco Central, Guido Sandleris, entre otros funcionarios.

El FMI debe completar la quinta revisión del programa para girar un desembolso por 5,400 millones de dólares para Argentina. El gobierno argentino acordó con el FMI alcanzar una meta de déficit cero para este año, pero analistas consideran improbable que Argentina cumpla sus compromisos en materia de déficit e inflación.

Tras la derrota del presidente Mauricio Macri en las elecciones primarias del 11 de agosto frente a la fórmula kirchnerista de Alberto Fernández y la exmandataria Cristina Fernández, la economía argentina sufrió una serie de descalabros, incluida una fuerte devaluación, la caída de la bolsa de valores y el aumento de nivel riesgo-país.