El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, logró un incremento en su popularidad personal en su segundo mandato, con sus más altos niveles de aprobación desde su primer año de mandato, según una nueva encuesta de The Washington Post y ABC News.

De los estadounidenses, 60% tiene una impresión favorable de Obama en la nueva encuesta, cifra ligeramente superior a octubre, pero un cambio claro en la opinión luego de un año electoral en el que sus calificaciones oscilaban en un rango medio y bajo de 50 por ciento.

Y, por entre 39 y 26%, el Presidente ahora tiene opiniones positivas más fuertes que críticas muy negativas, con lo que rompe un periodo de dos años en el que la intensa oposición estaba a la par (o por arriba) del apoyo intenso.

El discurso inaugural de Obama obtuvo un menor número de calificaciones positivas y parece haber servido más como una charla motivacional, con delirantes comentarios positivos de sus partidarios y muchos bostezos de sus oponentes. Mientras que el discurso atrajo el doble de aplausos que abucheos, -51% lo apoyó; 24% lo desaprobó- una cuarta parte de los estadounidenses no tuvo una opinión sobre el discurso. Más de ocho de cada 10 demócratas aprobaron la segunda toma de posesión de Obama, pero por lo menos tres de cada 10 republicanos y los independientes no tuvieron reacción alguna.

Cualesquiera que sean las reacciones al discurso, la simpatía general por Obama ha mejorado a través de una variedad de grupos, incluida una oscilante base y la porción media de la política.

Las calificaciones favorables de Obama han aumentado en dos dígitos desde el año pasado entre los liberales, las minorías raciales y las personas menores de 40 años. En cada uno de estos grupos, al menos dos terceras partes ahora ven a Obama positivamente.