LOS INMIGRANTES temporales y permanentes altamente capacitados en Estados Unidos ya superan al segmento de los no capacitados, un cambio dramático en la fuerza laboral nacida en el extranjero, lo que podría tener profundas implicaciones políticas y económicas en el debate nacional sobre la inmigración.

Este cambio en el desglose de la población migratoria, con base en datos del Censo, está plasmado en un reporte emitido por la Institución Brookings. Indica que 30% de la población de inmigrantes en edad de trabajar, sin importar su situación legal, tiene al menos una licenciatura, mientras que 28% no tiene certificado de preparatoria.

Según el reporte, el cambio se ha venido gestando durante las últimas tres décadas, un lapso en el que se ha dado un incremento dramático en la población nacida fuera del país. Fue en el 2007 cuando el porcentaje de los trabajadores capacitados superó al de los no capacitados.

La tendencia refleja un cambio fundamental en la estructura y demandas de la economía estadounidense, que en las décadas más recientes se ha transformado de una economía impulsada por las manufacturas a una dominada por la tecnología.

Steven Camarota, director del Centro de Estudios Migratorios, comentó: Tal parece que tenemos una sobreoferta de trabajadores altamente capacitados que están llegando al país , aseveró. Los egresados de las universidades están teniendo dificultades en el mercado laboral. Lo que nos muestra el estudio es que estamos importando trabajadores para competir con nuestros egresados dijo.