El atentado del miércoles cerca del Parlamento de Londres destaca la importancia de proteger las fronteras nacionales y reforzar las medidas de seguridad, dijo el jueves Marine Le Pen, la candidata de la extrema derecha a la presidencia de Francia.

La líder del Frente Nacional dijo que los países tenían que cooperar compartiendo información de inteligencia. También abogó por el cierre de mezquitas con vínculos con el extremismo y por revocar la nacionalidad francesa a quienes tuvieran más de un pasaporte y fueran culpables de haber cometido ataques.

"El problema que tenemos hoy es esta forma de terrorismo de bajo coste", dijo Le Pen a BFM TV y a la emisora RMC, añadiendo: "Debemos controlar nuestras fronteras".

La policía antiterrorista británica investiga el historial de un hombre que mató a cuatro personas e hirió a unas 40 antes de ser abatido a tiros por la policía a las puertas del Parlamento en Londres.

En el atentado resultaron heridos tres estudiantes franceses. El ministro de Relaciones Exteriores de ese país, Jean-Marc Ayrault, dijo en un comunicado que acudiría el jueves a Londres y se reuniría con las víctimas francesas.

Le Pen obtiene en la actualidad buenos resultados en los sondeos de opinión de las elecciones presidenciales en abril y mayo, pero esas encuestas dicen que perdería finalmente ante el candidato centrista Emmanuel Macron.

erp