Todas las partes relevantes en el conflicto de Siria han afirmado que están dispuestas a participar en un acuerdo para un cese de las hostilidades, dijo este viernes el presidente ruso, Vladimir Putin, aunque de todas formas advirtió que el proceso de paz sería difícil.

El "cese de las hostilidades", un acuerdo mediado por Estados Unidos y Rusia, entrará en vigencia a la medianoche (22:00 GMT) del viernes.

NOTICIA: Assad facilitará a Putin el cese al fuego en Siria

"Hoy al mediodía, hora de Damasco, todas las partes en conflicto en Siria nos confirmaron a nosotros o a nuestros socios estadounidenses que están de acuerdo con adherirse al cese al fuego", dijo Putin en una reunión con el servicio de seguridad FSB en Moscú.

"La información ya nos ha llegado", sostuvo, y añadió que desde el 27 de febrero, las fuerzas del Gobierno sirio, Rusia y la coalición liderada por Estados Unidos no atacarán a ningún grupo armado que se haya sumado al pacto.

Putin enfatizó que las acciones de combate contra el grupo Estado Islámico, el Frente al-Nusra y otras organizaciones militantes, continuarían.

"Me gustaría expresar la esperanza de que nuestros socios estadounidenses tendrán esto en cuenta (...) y que nadie olvide que existen otras organizaciones terroristas además del Estado Islámico", aseveró el mandatario ruso.

NOTICIA: El mundo obervará el alto al fuego en Siria: Obama a Rusia

Se espera que más tarde en el día el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas apruebe una resolución que apoye el plan para detener las hostilidades en Siria.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo este viernes que espera que el Consejo de Seguridad de la ONU respalde la resolución, aunque advirtió que no es posible garantizar del todo que el plan de alto al fuego vaya a ser implementado.

erp