El ejército israelí anunció que atacó infraestructura militar iraní en Siria en respuesta al lanzamiento de 20 cohetes lanzados por el régimen de Rouhani desde el sur de Damasco a los Altos del Golán y que el ejército israelí atribuyó a la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria.

El de Israel es el mayor bombardeo que lanza a Siria desde 1974.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijo que los ataques israelíes provocaron la muerte de al menos 23 efectivos leales al presidente sirio, Bashar al Asad, cinco de ellos integrantes de fuerzas regulares sirias, entre ellos un oficial, y otros 18 efectivos sirios y de otras nacionalidades. El ejército sirio, sin embargo, dijo que sólo tres personas murieron en los ataques y afirmó que la mayoría de los misiles israelíes fueron interceptados.

El vocero militar israelí para medios internacionales, teniente coronel Jonathan Conricus, declaró que las Fuerzas de Defensa “han dado un golpe significativo a los esfuerzos terroristas de Irán y a su expansión militar en Siria”.

Durante los últimos meses, Israel e Irán han estado en riesgo de confrontarse en Siria, ya que Israel ha prometido que no permitirá a Irán tener una presencia militar en el país de Al Asad. En febrero, Israel derribó un dron iraní cargado de explosivos cuya intención era atacar a este país, un hecho que fue respondido por un bombardeo israelí sobre objetivos iraníes en Siria.

A principios de abril, el gobierno iraní acusó a Israel de un bombardeo contra una base aérea siria en Homs en el que murieron cuatro asesores militares iraníes.

Para los habitantes de Damasco, la de ayer fue una noche en la que no pudieron dormir. “La intensidad de las explosiones y su repetición fueron estresantes”, dijo un residente, que no quiso ser identificado por razones de seguridad. Comentó que el escenario no le genera miedo pero para mucha gente cercana a él, sí. “Dicen que una guerra con Israel sería mucho más aterradora que una guerra con otros países”, dijo.

“Te hace sentir estresado”, dijo Maayan Ben Dor, residente de Neve Ativ. “No es Hezbollah o Hamas, es algo más”.

¿Qué seguirá?