Kongsberg, Noruega. Un hombre armado con un arco y flechas mató a cinco personas e hirió a otras dos el día de ayer 13 de octubre, en Kongsberg, sureste de Noruega, antes de ser detenido, anunció la policía, que no descarta la pista terrorista.

"Lamentablemente, puedo confirmar que hay cinco personas muertas y dos heridas", dijo Øyvind Aas, funcionario de la policía local, en una conferencia de prensa.

La policía fue informada a las 18:13 horas y arrestó al sospechoso a las 18:47. En la pequeña ciudad de cerca de 25,000 habitantes a unos 80 kilómetros de Oslo.

Hansine, una mujer que presenció parcialmente el ataque, dijo a TV2 que escuchó escándalo y vio a una mujer refugiarse y a "un hombre en la esquina de la calle con flechas en una aljaba en la espalda y un arco en la mano".

"Después vi gente correr por su vida. Una era una mujer que tenía a un niño tomado por la mano", contó a esa televisión.

Un sospechoso fue arrestado.

"Los informes que vienen de Kongsberg esta noche son horribles", dijo la primera ministra Erna Solberg en una conferencia de prensa. "Entiendo que mucha gente tenga miedo, pero es importante enfatizar que la policía tiene el control".

Según la cadena noruega TV2, habitualmente bien informada, el presunto autor del ataque sería un noruego convertido al islam con antecedentes médicos, algo que las autoridades no quisieron confirmar.