Mezquitas y lugares vinculados a la comunidad musulmana fueron objeto de ataques durante la madrugada de este jueves en Francia luego del atentado contra una revista en París, cometido presuntamente por islamistas radicales.

En Mans, oeste, aparecieron varias granadas de entrenamiento, que tienen una pequeña carga explosiva, en una mezquita de la localidad. El artefacto no causó ningún destrozo.

En el lugar de culto musulmán también apareció esta mañana la marca de un balazo en un cristal roto, reportaron medios locales.

En el poblado de Villefranche-sur-Saône (este de Francia) esta mañana se registró una explosión de origen criminal ante un local de venta de kebab situado cerca de una mezquita, reportó la policía.

En el sureño poblado de Port-la-Nouvelle, vecinos del lugar reportaron dos disparos contra una sala de rezo musulmán.

En un pequeño poblado de la zona de Vaucluse, el coche de una familia musulmana recibió varios disparos.

Ninguno de los incidentes causó víctimas ni grandes destrozos materiales.

erp