Buenos Aires. La policía argentina investiga el ataque a tiros que el jueves dejó malherido a un diputado de la alianza oficialista y causó la muerte de un funcionario que lo acompañaba. Colegas políticos sostienen que el hecho se trató de un atentado y remarcaron su “gravedad institucional”.

Héctor Olivera, diputado nacional de la Unión Cívica Radical por la provincia norteña de La Rioja, y Miguel Yadón, miembro del Fondo Fiduciario del Transporte Eléctrico Federal de ese distrito, fueron atacados por desconocidos que les dispararon una docena de veces desde un automóvil mientras caminaban en las inmediaciones del Congreso por la mañana. El vehículo se dio a la fuga después del ataque.

Yadón recibió cuatro disparos en el abdomen cuando caminaba junto al legislador.

Yadón y Olivares eran amigos desde la adolescencia y compartían un departamento en Buenos Aires cercano al Congreso. Ambos se encontraban realizando su rutina diaria de actividad física.

El objetivo: Yadón

En conferencia de prensa, la ministra de Seguridad y su par de la Ciudad, Diego Santilli, hablaron sobre el ataque. “No vamos a hablar de una conspiración hacia la democracia”, dijo Bullrich.

“No tenemos claro el móvil, pero creemos que tenemos a los sospechosos con sus imágenes y sus nombres. Estamos tratando de identificar el móvil”, dijo el ministro de Seguridad porteña, Diego Santilli.

El diputado Héctor Olivares permanece herido de gravedad.

Patricia Bullrich habló de un “móvil focalizado hacia la persona asesinada”.

“A Yadón lo ataca un auto que estaba esperándolo”, dijo la ministra al inicio de la conferencia de prensa. La funcionaria agregó que los dos atacantes habrían podido asesinar a Olivares, pero “no lo hicieron”.

“Ya tenemos bastantes avances en la investigación”, aseguró.