Francia logró una "primera victoria" contra el coronavirus que dejó casi 30,000 muertos, dijo el domingo el presidente Emannuel Macron, quien confirmó la reapertura de restaurantes y escuelas a partir del lunes.

"La lucha contra la epidemia no ha terminado, pero estoy satisfecho con esta primera victoria contra el virus", dijo Macron en un discurso televisado.

"A partir de mañana, todo el territorio, con la excepción de Mayotte (una isla en el Océano Indico) y Guyana, donde el virus todavía circula activamente, (...) pasará a la zona verde, lo que permitirá en particular una reanudación más intensa del trabajo y la reapertura de cafés y restaurantes" en la región parisina, anunció el jefe de Estado.

Macron también detalló que a partir del 22 de junio volverá a ser obligatoria la asistencia a las escuelas elementales y medias, que habían comenzado a reabrir sobre la base del voluntariado.

Francia registró nueve nuevos decesos en 24 horas a causa del Covid-19, anunció el domingo el ministerio de Salud poco después del discurso de Macron.

El presidente subrayó que el Estado invirtió "500,000 millones de euros" para hacer frente a la crisis social y económica generada por la epidemia, pero descartó alzas de impuestos para financiar ese gasto.

"Reencontraremos plenamente a Francia", prometió.

"Podemos estar orgullosos de lo realizado y de nuestro país. Claro que esta prueba reveló fallas, fragilidades: nuestra dependencia de otros continentes para procurarnos algunos productos, lentitud en la organización, desigualdades sociales y territoriales. Quiero que saquemos todas las lecciones de lo que vivimos", añadió el mandatario.

Independencia económica

Macron dijo que está acelerando los planes para levantar las medidas de confinamiento en Francia y que la crisis expuso la necesidad de una mayor independencia económica del país.

El presidente francés prometió que el costo de 500,000 millones de euros para mantener a las compañías a flote y los empleos de las personas durante la peor crisis económica desde la Segunda Guerra Mundial no sería traspasado a las familias a través de impuestos.

El 15 de junio Francia levantará las restricciones en sus fronteras para los viajeros de Unión Europea, llevando un alivio necesario al sector hotelero.

Macron afirmó que la pandemia del coronavirus expuso las "fallas y fragilidad" de Francia y Europa por su dependencia excesiva de las cadenas de suministros globales, desde la industria automotriz a teléfonos inteligentes y farmacéuticas.

"La única respuesta es construir un nuevo modelo económico más fuerte, trabajar y producir más, para no depender de otros", dijo Macron.

El coronavirus ha matado a más de 29,300 personas en Francia y ha obligado a Macron, un exbanquero de inversión, a suspender su campaña de reformas económicas y sociales que apuntaban a impulsar el crecimiento, crear empleos y desregular la economía.

El gobierno espera que la economía se contraiga un 11% en 2020. Macron dijo que entregaría los planes detallados para sus dos últimos años de mandato en julio.

El mandatario también se refirió a las protestas contra el racismo que se han visto en Francia luego de la muerte de George Floyd, un hombre negro bajo custodia de la policía en Estados Unidos.

La ira global ha obligado ha Francia a enfrentar las denuncias de minorías étnicas y grupos de activistas sobre racismo y brutalidad de parte de las agencias de seguridad locales.

Macron dijo que el color de la piel suele reducir las oportunidades de una persona en Francia y prometió que luchará contra la discriminación.

No obstante, apoyó a la policía francesa y dijo que la lucha contra el racismo no debería llevar a reescribir la historia del país, cuyo imperio alguna vez se extendió desde el Caribe al Pacífico Sur e incluyó gran parte del norte y oeste de África.