Damasco. El presidente sirio, Bashar al Asad, reiteró el domingo que su régimen aplastará el "complot" extranjero contra Siria a "cualquier precio", informó la agencia oficial Sana.

"El pueblo sirio no permitirá que el complot triunfe y logre sus objetivos", y lo aplastará "a cualquier precio", dijo el presidente, enfrentado a una revuelta popular desde hace más de 17 meses, al recibir a un enviado de Irán en Damasco, según Sana.

"Lo que ocurre no sólo está dirigido contra Siria, sino contra toda la región", dijo el jefe del Estado sirio, para quien su país es una "piedra angular en la zona".

"Las fuerzas exteriores tienen el ojo puesto en Siria para que su complot triunfe en toda la región", prosiguió.

"Siria proseguirá su estrategia de resistencia (...) pese a la colaboración entre los países occidentales y algunos Estados de la región para que cambie de posición", aseguró el presidente.

Desde el inicio de la revuelta, el régimen de Asad acusa a los rebeldes que combaten al ejército sirio de ser "bandas terroristas armadas" y a Arabia Saudí, Catar y Turquía de financiarlos y armarlos para sembrar el caos en el país.

Asad ha ignorado hasta ahora todos los llamados de la comunidad internacional para que se vaya, jactándose del apoyo de la población, pese a que la represión y los combates han dejado cerca de 25,000 muertos en 17 meses de revuelta, según una ONG siria.

EISS