Salah Abdeslam, acusado de ser el autor intelectual de los ataques en París, que dejaron al menos 130 muertos en noviembre pasado, fue capturado este viernes por la policía belga en una importante operación efectuada en el distrito de Molenbeek.

El arresto se logró esta tarde al parecer tras un intercambio de fuego en el que Abdeslam habría resultado herido, informó la fiscalía de Bélgica sin dar mayores detalles.

NOTICIA: Más de 10,000 personas fichadas por los servicios de inteligencia en Francia

No fue posible confirmar si Salah Abdeslam, que estaba en paradero desconocido desde los ataques yihadistas, fue herido en la operación.

"Lo agarramos", escribió en un tuit el secretario de Estado belga para Inmigración, Theo Francken.

La policía belga había lanzado un operativo este viernes en el barrio popular de Molenbeek.

Las autoridades decidieron esta operación tras hallar huellas de Salah Abdeslam, el sospechoso clave de los atentados de París, en un piso allanado el martes en Bruselas.

El primer ministro belga, Charles Michel, abandonó la cumbre europea en la que participaba para dirigirse a sus oficinas, donde se le unió el presidente francés, François Hollande.

Los dos mandatarios harán una declaración conjunta.

Durante la operación contra una vivienda en Molenbeek, dos personas resultaron heridas, dijo a la AFP el alcalde de esta comuna, François Schepmans, sin confirmar no obstante las identidades.

Una persona intentó huir durante la operación pero fue inmovilizada por la policía, según otro responsable de la comuna que citó testigos.

NOTICIA: Incógnitas en la investigación de los ataques en París

Salah Abdeslam, de 26 años, es sospechoso de haber desempeñado como mínimo un papel clave a nivel logístico en los atentados yihadistas que dejaron 130 muertos en París.

Al día siguiente de los atentados del 13 de noviembre, abandonó París con la ayuda de cómplices. La autoridades perdieron su rastro en Bruselas.

erp