París.- El juicio contra el ex dictador panameño Manuel Antonio Noriega por presunto lavado de dinero por 2.3 millones de euros (unos 2.8 millones de dólares) procedentes del narcotráfico de Colombia, comenzó en el Tribunal Correccional de esta capital.

El juicio, que se prolongará hasta el próximo miércoles, comenzó a las 13:30 horas locales (11:30 GMT) en la sala XI del Tribunal Correccional, donde Noriega es asistido por sus abogados Olivier Metzner, Yves Leberquier y Antonin Levy.

En la audiencia estuvieron presentes las tres hijas del ex hombre fuerte de Panamá en la década de 1980, Lorena, Sandra y Thaís, según reportes del diario francés Le Monde.

Tras la apertura de la audiencia, presidida por Agnés Quantin, el abogado Leberquier demandó el cumplimiento por parte de Francia del estatuto de prisionero de guerra que le otorgó la justicia estadounidense.

Noriega, de 76 años de edad y quien podría ser condenado a 10 años de cárcel, ya fue juzgado en ausencia por los mismos cargos en 1999 por el Tribunal Correccional, que además le había impuesto una multa de 11.2 millones de euros (13.8 millones de dólares).

Este nuevo juicio se lleva a cabo debido a que Noriega rechazó la pena que Francia le impuso en rebeldía, después de que fue extraditado a París desde Estados Unidos, el pasado 26 de abril, tras cumplir 17 años de cárcel en Miami por complicidad de drogas.

Al llegar a Francia, el ex hombre fuerte de Panamá pidió su extradición a su país, que se le reconozca el estatuto de prisionero de guerra de que gozaba en Estados Unidos y su inmunidad como ex jefe de Estado.

Panamá también pidió a principios de este mes la extradición de Noriega para cumplir la condena a 20 años de cárcel por la muerte del opositor Hugo Spadafora en 1989.

La justicia francesa acusa a Noriega de haber lavado entre 1988 y 1989, 2.3 millones de euros que había recibido del cártel de Medellín por permitir el tránsito por Panamá de aviones cargados con cocaína rumbo a Estados Unidos.

Noriega, su esposa y tres hijas eran titulares de varia cuentas bancarias en agencias del BNP, CIC, Banco del Brazil, Crédit Lyonnais y BCCI en París y Marsella.

El ex dictador panameño siempre ha asegurado que ese dinero provenía de su fortuna personal y del dinero que cobraba de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), de la que era agente desde la década de 1970.

En la actualidad, Noriega, quien sufre de hipertensión y tiene dificultades de movimiento en su lado derecho, se encuentra en la cárcel La Santé, en París.