El gobierno argentino ultima los detalles de un plan ganadero para reabrir las exportaciones de carne vacuna, suspendidas desde hace un mes, bajo un sistema de cupos que apuntan a morigerar el precio en el mercado interno, indicaron este lunes fuentes del sector.

Aunque la suspensión venció el domingo, el feriado de este lunes en Argentina le otorga al gobierno un plazo adicional para terminar de ajustar el plan.

Los referentes de las principales patronales ganaderas fueron convocados el martes a la Casa de Gobierno, cuando se esperan anuncios.

"No sabemos en qué va a consistir el anuncio, lo que realmente esperamos es que haya una apertura total y que comencemos a diagramar un plan de incentivos de mayor producción", dijo a la AFP Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina.

El plan "sería una cuotificación (de las exportaciones) en la cual no hay acuerdo con nosotros. Hay mucho malestar" entre los ganaderos, advirtió el dirigente.

"Si las medidas no son las que necesitamos en el sector ganadero, tendremos en puerta una protesta", afirmó de su lado el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, adelantó que su cartera trabaja en "terminar de ajustar los mecanismos" para reabrir las exportaciones cerradas el 20 de mayo.

Uno de los pilares del plan ganadero serán medidas para incentivar la producción.

"La salida de esto es que Argentina pueda superar la barrera histórica de 3 millones de toneladas al año de carne vacuna" producidas, opinó.

"Estamos estancados en el nivel máximo de producción. Si pudiéramos ir a un nivel de 5 millones, que es nuestro gran objetivo, podríamos garantizarnos 3 millones de toneladas para el mercado interno", argumentó.

Las patronales ganaderas habían rechazado el cierre de exportaciones con un cese de ventas de 14 días en el mercado interno que no tuvo gran impacto en la venta al público debido a stocks acumulados en los frigoríficos.

El gobierno busca poner un freno al alza del precio de la carne que aumentó un 76.2% en mayo, en comparación con igual mes de 2020.

La carne vacuna se ha beneficiado de una suba de su cotización en los mercados internacionales, lo que presiona al alza los precios internos.

El contexto es un índice general de inflación en Argentina que alcanzó el 21.5% entre enero y mayo, aunque registó en mayo un 3.3%, el más bajo en lo que va de 2021.

El aumento del precio de la carne impactó nuevamente en el consumo, que se redujo de 69,3 kilos por persona por año en 2009 a 49,2 kg en la actualidad, según la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA).