La titular del Banco Central de Argentina (BCRA), Mercedes Marcó del Pont, afirmó que el país tiene reservas de sobra y que volverá a apelar a ellas para el pago de deuda pública en caso de ser necesario.

"Las reservas se usarán las veces que sea necesario", dijo Marcó del Pont en una entrevista que publica este domingo Página12 aunque advirtió que "tienen que ser usadas únicamente en circunstancias en que se imponga esa necesidad".

Argentina pagó con reservas unos 200 millones de dólares correspondientes a dividendos de bonos, lo que fue autorizado por decreto, mecanismo que logró validez judicial mediante fallos de dos Cámaras de Apelaciones y fue luego ratificado por el Parlamento.

"Las reservas internacionales tienen que ser utilizadas únicamente en circunstancias en que se imponga esa necesidad, en 2009 y 2010 el uso de reservas fue una alternativa al ajuste", dijo la titular del BCRA.

La oposición y algunos analistas consideran riesgosos estos pagos porque el gobierno argentino podría exponerse a que acreedores privados se apoderen de sus reservas.

Al respecto Marcó del Pont llamó a la dirigencia política a "ser pragmáticos" porque "eso es lo que demostró la crisis" financiera mundial.

"No hay que crear un estigma con el uso de las reservas, es algo que algunos quieren instalar no sólo acá también a nivel internacional", dijo.

En su opinión "lo que hacen los países como política para ganar autonomía es acumular reservas, que sirven de autoseguro y también para usarlas".

"La Argentina tiene reservas de sobra", subrayó al estimar las "reservas de libre disponibilidad en alrededor de 18,000 millones de dólares", sobre un total de 47,000 millones de dólares.

Marcó del Pont fue ratificada en abril pasado al frente del Banco Central, función que cumplía en forma transitoria desde que la presidenta Cristina Kirchner despidió en enero su antecesor, Martín Redrado, por oponerse al pago de deudas con reservas en medio de una crisis institucional.

Tras su nombramiento el gobierno logró que la entidad le transfiriera unos 4.300 millones de dólares para afrontar pagos de deuda pública programados para este año.

Argentina debe afrontar en 2010 pagos por casi 15,000 millones de dólares en tanto espera canjear unos 30,000 millones de dólares de bonos en 'default' en una operación en pleno proceso que concluirá el próximo 22 de junio.

apr