Gobierno de Argentina y empresas exportadoras de carne bovina están cerca de alcanzar un acuerdo que permitiría la reapertura de exportaciones del alimento, dijeron funcionarios del Gobierno, que a mediados de mayo frenó los embarques internacionales del producto ante la fuerte alza en sus precios domésticos.

Argentina es el quinto exportador mundial de carne bovina y sus cortes son una marca registrada sobre la que construyó una fuerte demanda internacional.

Sin embargo, el 20 de mayo el Gobierno del peronista Alberto Fernández cerró por 30 días las exportaciones del alimento para intentar frenar una alza desmesurada en los precios domésticos del producto. Desde entonces, funcionarios y empresarios del sector han estado negociando para reactivar los embarques.

"Se están acercando posiciones, es muy factible que se llegue a un acuerdo", dijo a Reuters una fuente de la presidencia argentina, que agregó que un acuerdo implicaría una reapertura de las exportaciones.

En las últimas horas del lunes, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, en una entrevista con el canal de noticias local C5N, también dijo que el gobierno argentino estaba "cerca de alcanzar un acuerdo por la carne".

Reuters intentó comunicarse con el Consorcio ABC, la cámara que reúne a los frigoríficos que exportan carne bovina desde Argentina, pero no recibió respuesta.

Argentina, cuya economía está en recesión, registra hace años muy elevadas tasas de inflación. Según datos oficiales, el país acumula una subida de precios al consumidor del 17.6% en el primer cuatrimestre del año y un alza del 46.3% en los últimos 12 meses. El Gobierno argentino ha apuntado al mercado de exportación de carne bovina por las fuertes alzas en los precios domésticos del alimento, un indicador político muy sensible en un país donde asar carne a la parrilla se considera como una tradición nacional.