Buenos Aires. La cámara de Diputados de Argentina aprobó el proyecto de la legalización del aborto para dar paso a su votación en el Senado y hacerlo ley.

El proyecto que contempla legalizar la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación en aquel país de fuerte influencia católica ganó en una votación muy cerrada que se prolongó por casi 24 horas de debtae con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención, según el recuento del presidente de la Cámara, Emilio Monzó.

En la siguiente fase, para que la ley sea aprobada, se necesitan los votos de la mayoría de los 72 senadores, una cámara tradicionalmente más conservadora que la de diputados. Sin embargo, horas después del resultado favorable de la votación, los presidentes de los bloques mayoritarios en el Senado, entre ellos la expresidenta Cristina Kirchner y los senadores de su bloque, anunciaron que votarán a favor de la legalización del aborto cuando el proyecto llegue al Senado.

“El bloque de senadoras y senadores del FPV-PJ informa que, en su totalidad, votará a favor de la media sanción de Diputados, atendiendo una demanda de la sociedad que se ha expresado masivamente a través de los colectivos de mujeres”, se informó en un tuit oficial. El bloque está integrado por un senador y ocho senadoras, entre ellas Kirchner.

Por su parte, el presidente Mauricio Macri, quien se ha declarado a favor de la vida, pero que impulsó la discusión en el Congreso, destacó que los parlamentarios lograron un debate histórico.

“Hemos podido dirimir nuestras diferencias con respeto, con tolerancia y escuchando al otro, entendiendo que el diálogo es el camino que va a fortalecer nuestro futuro”, declaró el mandatario de centro-derecha en un mensaje televisado.

Primer paso

En Argentina, el aborto está prohibido y se castiga con cárcel, salvo en casos de violación o riesgo de vida para la mujer.

Organizaciones no gubernamentales estiman que alrededor de 100 mujeres mueren al año, de un total de 500,000 que se realizan abortos clandestinos.

El proyecto de ley permite el aborto libre y gratuito hasta la semana 14 de gestación. Luego de ese lapso, sólo podrá practicarse en casos de violación, cuando esté en riesgo la salud de la mujer o por inviabilidad de vida extrauterina.

En un comunicado, la Conferencia Episcopal lamentó el resultado, asegurando “nos duele como argentinos esta decisión”.

“Tenemos la oportunidad de buscar soluciones nuevas y creativas para que ninguna mujer tenga que acudir a un aborto. La Cámara de Senadores puede ser el lugar donde se elaboren proyectos alternativos que puedan responder a las situaciones conflictivas”, añadió.