Estambul. Agnès Callamard, la experta en derechos humanos de la ONU que encabeza una investigación independiente sobre el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, dijo que Arabia Saudita había obstruido y socavado gravemente los intentos de Turquía de investigar el asesinato de Khashoggi en el Consulado de Arabia, ocurrido el pasado mes de octubre.

La experta reveló los hallazgos preliminares de la investigación realizada por su equipo.

El asesinato de Khashoggi fue “planificado y perpetrado por representantes de Arabia Saudita”, sostuvo.

Los comentarios de Callamard, relatora especial de las Naciones Unidas sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, agregaron peso a las reiteradas afirmaciones de Turquía de que Arabia Saudita había frustrado el trabajo de los investigadores turcos al limitar su acceso a las instalaciones diplomáticas de Arabia Saudita y al negarse a revelar la ubicación de los restos de Khashoggi.

El equipo de Callamard estuvo formado por cuatro personas y no tiene autoridad para presentar cargos penales, aunque sí presentará los resultados de su investigación al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en junio.

En Turquía, el equipo de Callamard se reunió con altos funcionarios, incluido el fiscal general de Estambul y el jefe de la agencia de inteligencia turca.

El equipo recibió “acceso a información crucial sobre el asesinato del señor Khashoggi, incluidas partes del audio que revelan torturas”, aseguró.