Londres. Un proyecto de ley para legalizar el matrimonio homosexual en Gran Bretaña superó un obstáculo importante, al votar los legisladores abrumadoramente en favor de las propuestas defendidas por el primer ministro, David Cameron.

La votación en la Cámara de los Comunes -400 a 175 en apoyo del proyecto- será seguido por más debates parlamentarios detallados. Las propuestas también requieren la aprobación de la Cámara de los Lores antes de que se conviertan en ley.

El proceso puede tomar meses, pero si se aprueba, se prevé que el proyecto entre en vigor en el 2015 y permitirá que parejas del mismo sexo se casen en ambas ceremonias civiles y religiosas, siempre y cuando cuenten con el consentimiento de la institución religiosa. El proyecto de ley también permite a las parejas que se habían unido previamente convertir su relación en un matrimonio.

El voto de esta noche demuestra que el Parlamento favorece fuertemente la igualdad en el matrimonio. Creo sinceramente que vamos a miraremos hacia atrás y veremos en la actualidad un punto de referencia para la igualdad en Gran Bretaña , expuso el viceprimer ministro, Nick Clegg.

El voto unánime fue una victoria para Cameron, con alrededor de la mitad de los legisladores de su partido que rechazaron las propuestas o se abstuvieron. Sin embargo, un fuerte apoyo del Partido del Trabajo y los Demócratas Liberales aseguró la aprobación de los Comunes.