El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que tendrá cerrado su gabinete de ministros “dentro de poco” y que sigue trabajando en la estructura que tendrá este ejecutivo. Así lo ha comentado a los medios de comunicación antes de intervenir en un acto con motivo del 25 aniversario de las relaciones diplomáticas entre España y Andorra en la Casa de la Moneda, junto con el primer ministro andorrano, Antoni Martí, a quien ha saludado diciéndole: “No podía faltar”.

A falta de que Sánchez anuncie mañana los nombres de sus ministros, este lunes ya se ha confirmado un nombre: el de Josep Borrell al frente de la cartera de Exteriores.

Borrell ha aceptado esta propuesta después de rechazar ir de número tres en las listas del PSC a la provincia de Barcelona para las autonómicas del 21 de diciembre pasado, porque daba por cerrada su etapa como político en activo.

Josep Borrell (La Pobla de Segur, Lleida, 1947), que fue uno de los principales apoyos de Sánchez en las primarias de hace un año, recuperó presencia mediática a finales del año pasado, en los meses de más tensión por el desafío secesionista del entonces presidente catalán, Carles Puigdemont.

En los últimos años, Borrell se ha destacado por rebatir los argumentos de los independentistas contra España y tuvo un papel protagonista en la masiva manifestación en Barcelona convocada por Sociedad Civil Catalana tras el referéndum del 1 de octubre.

Guerra en el PP

El exministro de Asuntos Exteriores y diputado del PP José Manuel García Margallo ha expresado su profunda discrepancia con la ya ex vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y ha afirmado que hará “todo lo posible” para que no sea portavoz del PP, según informa Antena3.

Margallo mantiene profundas discrepancias con Sáenz, a quien atribuye la responsabilidad por la posición que han venido manteniendo el Ejecutivo de Mariano Rajoy desde su primera legislatura respecto de Cataluña.