El Cairo. Una coalición rebelde opuesta al presidente egipcio, Mohamed Morsi, urgió ayer a sus seguidores votar no en un proyecto contencioso de constitución respaldado por los islamistas, pero amenazó con boicotear por completo la votación si no se cumplen varias condiciones.

La coalición de oposición, conocida como el Frente de Salvación Nacional, también exhortó a Morsi a retrasar de dos a tres meses el proceso de adopción de una Constitución, para que un diálogo nacional serio y equitativo pueda llevarse a cabo.

En un comunicado, el grupo aseguró que buscaba un acuerdo sobre el proyecto constitucional que garantizara la democracia, la justicia social y los derechos humanos , además de que fuera aceptable para el público en general .

Líderes de la oposición expresaron que llamarían a sus partidarios a boicotear la votación, programada para comenzar el sábado, a menos de que el gobierno garantice la adecuada supervisión judicial del proceso, la seguridad suficiente fuera y dentro de los colegios electorales, el seguimiento de la votación por parte de los observadores internacionales, que la votación sea completada en un día y que se dé a conocer inmediatamente la información acerca de los resultados.

El requisito acerca de la duración de un día en las votaciones plantea un problema inmediato. En Egipto, los jueces tienen la obligación de supervisar las casillas durante las elecciones y los referendos. Pero, al menos por el momento, algunas de las organizaciones judiciales más prominentes del país se han negado a hacerlo.