La Paz. La Oficina en Bolivia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos rechazó los hechos de violencia registrados este mes en el marco de la campaña electoral.

“La misión reprueba los episodios de violencia registrados que estarían afectando los derechos de la ciudadanía y de las diversas tiendas políticas a realizar proselitismo”, afirmó en un comunicado.

La Oficina de la ONU dijo que desde “el 6 de septiembre se presentaron nueve eventos de violencia” en varias ciudades de Bolivia contra los partidos del expresidente de centro Carlos Mesa, del exmandatario Evo Morales y del líder de derecha de la región de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho.

Durante el fin de semana, por ejemplo, las redes sociales mostraron imágenes de caravanas del partido de Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), que fueron hostigadas por adversarios. Incluso símbolos de ese partido, como banderas, fueron quemados.

El MAS postula al economista Luis Arce, favorito de los sondeos.

La Oficina de la ONU llamó “a todos los actores para que las campañas se realicen bajo un clima seguro, de libertad y no violencia, basado en la tolerancia, el civismo y el respeto mutuo”.

Unos 7.3 millones están llamados a votar el 18 de octubre para elegir un presidente y vicepresidente y renovar la totalidad del parlamento.