Alemania extenderá las medidas restrictivas diseñadas para detener una ola de nuevas infecciones por el Covid-19 hasta el 10 de enero, dijo la canciller Angela Merkel el miércoles después de conversar con los líderes de los estados.

Las medidas, que debían expirar el 20 de diciembre, incluyen mantener cerrados los restaurantes y hoteles y limitar las reuniones privadas a cinco personas de dos hogares distintos.

"Los estados extenderán sus medidas desde el 20 de diciembre hasta el 10 de enero", dijo Merkel en una conferencia de prensa, agregando que otra ronda de consultas se llevaría a cabo el 4 de enero. "En principio, las cosas permanecerán como están".

Si bien el aumento diario en el número de infecciones ha comenzado a caer, Alemania informó el miércoles su mayor cifra de muertos en un día desde el inicio de la pandemia y las regiones que se habían librado de lo peor están experimentando un aumento en el número de casos.

Alemania notificó más de 17,000 nuevos casos y 487 muertes, un nuevo récord diario.

Markus Soeder, líder del estado sureño de Baviera, dijo que el alto número de muertes justifica mantener las restricciones hasta enero.

"Durante las próximas semanas también estaremos considerando si todo esto es suficiente", dijo Soeder.

En el pasado, muchos organismos gubernamentales regionales y centrales de Alemania han estado en desacuerdo sobre la forma estricta de imponer confinamientos mientras los casos se concentran en el sur y el oeste del país.

rrg