Entrevista A Peter Tempel, embajador de la República Federal de Alemania en México.

México y Alemania son aliados en las Naciones Unidas y en el G20, y defienden el multilateralismo.

El embajador alemán en México, Peter Tempel, llegó a nuestro país en septiembre del 2018. En conversación con El Economista aseguró que la relación diplomática está en una fase de renovación con miras a fortalecer la cooperación entre ambas naciones.

—La ultraderecha alemana está creciendo. ¿Cómo levantar un cerco sanitario a su alrededor?

No sólo en Alemania y en Europa hay movimientos populistas, hay un desafío para la democracia en general, por lo que tenemos que explicar a la población las ventajas de una democracia representativa.

Es cierto que tenemos un partido inclinado hacia la extrema derecha , cuyo auge tiene que ver, parcialmente, con la ola migratoria en Europa en el 2015.

—Tras la eventual salida de Reino Unido de la Unión Europea, ¿se abriría una ventana de oportunidad para inversiones entre México y Reino Unido?

En primer lugar, permítanme destacar que Alemania lamenta profundamente la salida de un importante Estado miembro de la Unión Europea.

Alemania busca mercados abiertos y un comercio justo con socios que compartan sus valores, por lo que México es de suma importancia al ser una democracia y tener una situación geográfica estratégica.

—Parece que la sucesora de Angela Merkel al frente del partido, Kramp-Karrenbauer, no estuvo de acuerdo con las propuestas paneuropeas del presidente Macron. ¿Qué tanto puede impactar en el futuro de la UE un desfase entre la visión de Alemania y Francia?

Estamos por empezar la campaña electoral para el Parlamento Europeo y es normal que los países tengan diferentes objetivos y retos. Los franceses proponen medidas para reforzar la Unión Europea y nosotros también coincidimos en esa parte, aunque a veces no sea con los mismos planteamientos. Lo importante es que al final tenemos una base en común entre ambos países y seguiremos caminando juntos como siempre por el bien del bloque.

—¿Por qué es importante para Alemania participar en el Grupo de Contacto Internacional, cuyo objetivo es la organización de elecciones en Venezuela?

Aunque no seamos vecinos cercanos nos afecta, porque es una tragedia humanitaria y porque desestabiliza a la región al provocar la migración ante la falta de comida, medicamentos y oportunidades.

—¿Cómo define la relación entre México y Alemania?

Somos socios políticos y mantenemos una relación económica y diplomática muy positiva; nuestra convicción es mejorar y apreciar la cooperación en todos los sentidos y seguir trabajando con el nuevo gobierno, muestra de ello es la reciente visita del ministro federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania, Gerd Müller. También esperamos que en mayo se pueda concretar la visita del ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, para sostener una reunión con el canciller Marcelo Ebrard.

—¿Considera dinámica la inversión de su país en México?

Tan sólo en el territorio están presentes casi 2,000 empresas alemanas del sector automotriz, químico-farmacéutico, herramientas y maquinaria y aeronáutica.

—En México, se habla de una iniciativa de propuesta para fijar el precio máximo de los medicamentos, ¿cómo afectaría a las farmacéuticas alemanas en el país?

La discusión sobre medicamentos asequibles no es particular de México, también en Alemania es, con justa razón, un importante tema. Vale la pena precisar que la gran mayoría de los medicamentos producidos aquí son para exportación y no para el mercado local. Creo que la discusión es válida y legítima; estaremos al tanto de la resolución.