Berlín.- Alemania prolongará hasta inicios de enero sus restricciones para luchar contra la pandemia de covid-19, entre ellas el cierre de bares y restaurantes y la limitación de participantes en reuniones privadas, anunció el miércoles por la noche Angela Merkel.

"Debemos todavía hacer esfuerzos (...) El número de infecciones está aún en un nivel muy elevado", declaró la canciller tras más de siete horas de conversaciones con los dirigentes de los 16 Estados regionales alemanes.

Las restricciones habían sido anunciadas en la sesión del pasado noviembre.

Alemania también quiere que la Unión Europea prohíba las estadías de esquí hasta el 10 de enero para evitar nuevas infecciones por covid-19, indica el texto negociado este miércoles por Angela Merkel y los Estados regionales.

"Seré honesta con ustedes, no será probablemente fácil, pero vamos a tratar", precisó la canciller.

La tasa de infección en Alemania alcanzaba el miércoles 139.6 por 100,000 habitantes y 195.3 por 100,000 en la capital, Berlín, lejos del objetivo de 50/100,000.

Alemania registraba el miércoles 961,320 casos oficialmente declarados de covid-19 (+18,633 en 24 horas) y 14,771 muertes (+410, nuevo récord), según el instituto de vigilancia sanitaria Robert Koch.

Solo hubo un aligeramiento de las medidas: las reuniones privadas podrán reunir 10 personas del 23 de diciembre al 1 de enero, niños y menores de 14 años no incluidos. Fuera de ese período, las reuniones privadas son limitadas a cinco personas.

Las escuelas seguirán abiertas hasta las vacaciones, el 19 de diciembre.

Merkel invitó a los alemanes a no viajar al extranjero en las vacaciones de navidad, en especial a los lugares de esquí.