Alemania emitirá en el futuro alertas por teléfono móvil para informar a los ciudadanos de peligros inminentes, declaró el lunes el ministro del Interior, Horst Seehofer, después de que las recientes inundaciones mortales hicieran replantearse los sistemas de aviso.

"No todo el mundo se ha mostrado entusiasmado con la idea en los últimos meses. Pero he decidido que vamos a hacerlo (...) No hay ningún argumento razonable en contra", dijo Seehofer en el parlamento.

Al menos 180 personas murieron a causa de las graves inundaciones que asolaron el oeste de Alemania durante dos días a mediados de julio y que levantaron críticas por si se hizo lo suficiente para advertir con antelación a los residentes.

Unas 70 personas siguen desaparecidas después de que torrentes de agua arrasaran ciudades y pueblos enteros, destruyendo puentes, carreteras, vías férreas y viviendas.

La semana pasada, la portavoz del gobierno, Martina Fietz, declaró que el sistema de alerta meteorológica del país y la aplicación para teléfonos móviles Nina habían "funcionado", pero admitió que "nuestra experiencia con esta catástrofe demuestra que tenemos que hacer más y mejor".

Las alertas se enviarían mediante una tecnología conocida como "cell broadcast", que permite a las autoridades locales enviar mensajes a varios usuarios de teléfonos móviles en una zona determinada al mismo tiempo.