El gobierno alemán expresó hoy sus condolencias y su solidaridad a Francia, golpeada por una ola de atentados terroristas que dejaron al menos 129 muertos, al tiempo que alertó que el terrorismo internacional sigue acechando al país.

El ministro del Interior, Thomas de Maizière, recordó que Alemania sigue estando bajo la mira del terrorismo internacional.

La situación es grave , dijo, tras apelar a la unidad en el gobierno y el Parlamento, en la población y en Europa .

De Maizière hizo su llamado tras una reunión con la canciller federal Angela Merkel y otros ministros para deliberar sobre las consecuencias de los atentados en París.

Las autoridades evalúan el peligro de islamistas en Alemania, pero también de la extrema derecha que podría reaccionar a los ataques en Francia, registrados la noche del viernes y que también causaron 352 heridos, 99 de ellos de gravedad.

Por ello las autoridades adoptaron desde la noche del viernes las medidas necesarias para garantizar la seguridad pública, como una presencia policial más fuerte en estaciones de tren y aeropuertos, un mayor armamento de la policía y un mayor control en las fronteras.

Las fuerzas de seguridad alemanas trabajan lo más rápido posible en determinar las posibles repercusiones para Alemania, dijo el ministro, quien se refirió a la detención en Baviera de un hombre, de 51 años, que las semana pasada conducía una automóvil lleno de armas.

El caso es investigado, dijo el ministro al agregar que hay relación con Francia, pero no está claro si con este atentado en concreto .

Las autoridades alemanas encontraron que París sería el destino introducido por el conductor en su GPS, pero aún no está claro si hay una relación directa con los atentados del viernes en la capital francesa.

El ministro indicó que autoridades francesas le informaron del nombre de un atacante con antecedentes en Francia, pero no en Alemania.

Merkel y sus ministros manifestaron este sábado sus condolencias a Francia en declaraciones institucionales, pero también firmaron el libro de condolencias depositado en la embajada francesa en Berlín.

Con luto profundo y gran amistad , escribió hoy Merkel.

Sabemos que nuestra libertad será más fuerte que el terrorismo , había defendido la canciller en una declaración anterior esta mañana.

También Dé Maziére, el vicecanciller alemán Sigmar Gabriel, el ministro de Justicia, Heiko Maas, el jefe de la cancillería, Petera Altmaier, acudieron a firmar el libro.

El ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, quien se encuentra en Viena en una cumbre en busca de una solución pacífica al conflicto sirio, estuvo representado por el secretario de Estado, Stephan Steinlein.

En su camino a la embajada francesa situada en la Plaza de París en Berlín, Merkel se dirigió a las personas que estaban congregadas en los alrededores de la sede diplomática, las saludó con la mano y recibió una ovación espontánea.

Ante la embajada francesa en el corazón de Berlín, rodeada de fuertes medidas de seguridad, decenas de alemanes se acercaron durante todo el día para depositar velas y flores, mientras las banderas ondeaban a media asta y la incomprensión, el luto y la indignación flotaban en el ambiente.

No podemos dejar que destruyan nuestra bella Europa , decía una alemana.

Hasta la tarde de este sábado, cientos de personas se habían congregaron ante la legación diplomática francesa, en silencio, solos o en grupos y algunos se tomaron de las manos.

A partir de las 17:00 horas local, la Puerta de Brandenburgo se iluminó en los colores azul, blanco y rojo de la bandera francesa, al igual que ya ocurrió en enero pasado para manifestar su solidaridad a los franceses contra los ataques a la revista satírica Charlie Hebdo.

Pocas veces he sentido una cercanía tan grande con nuestros vecinos franceses , dijo con voz grave y afectada el presidente federal alemán, Joachim Gauck.

Recordó que Europa siguió defendiendo la democracia y los derechos humanos, pese a verse visto atacada en sus valores por enemigos poderosos en varios momentos de la historia. Tampoco los brutales ataques los terroristas deben cambiarlo , subrayó.

El Consejo Central de Musulmanes en Alemania reaccionó también con indignación a lo ocurrido en Francia.

Estamos profundamente conmocionados por esos pérfidos y enemigos asesinos en masa , dijo su presidente, Aiman Mazyek, en un comunicado.

Los terroristas llevan a cabo una guerra contra la humanidad y también directa contra el Islam , consideró.

Mientras, expertos locales empiezan a apuntar el peligro de que Alemania pueda cambiar su política de refugiados a raíz de los atentados en París.

La policía y los servicios secretos alemanes sospechan que unos 100 posibles terroristas podrían haber entrado con los refugiados en el país.

Aunque nunca se confirmó esa información al cien por ciento, no hay que subestimar al Estado Islámico, alertó el experto en terrorismo Rolf Tophoven.

Nuestras fuerzas de la seguridad no pueden controlar a uno por uno , dijo.

Sin embargo, otros expertos aseguraron que los terrorista suelen entrar al país por otras vías, por ejemplo con documentos falsos viajando en avión.

La policía y los servicios secretos de Alemania permanecen en alerta para evitar que los islamistas puedan reclutar a jóvenes refugiados que ya están en territorio alemán.

Los expertos calculan que hay más de 43 mil islamistas radicales en Alemania, que sufrieron un fuerte impulso en los últimos años por los adeptos que ganó la corriente extremista del salafismo.