Cientos de manifestantes marcharon hasta Corte Suprema de Alemania en Karlsruhe el sábado, a la que llamaron a rechazar el nuevo fondo de rescate para la zona euro en su esperada decisión de esta semana y manifestando un creciente descontento con los rescates.

Cerca de 700 manifestantes que entonaban el cántico "Nosotros somos el pueblo" salieron a las calles, llamando a la corte constitucional alemana a reconocer que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) vulnera la soberanía presupuestaria del Parlamento.

"Este MEDE no es compatible con mi visión de democracia, libertad y soberanía", comentó el manifestante Philipp Porep.

Otros llevaron pancartas en las que estaba escrito "Merkel, ¿quién debería pagar por eso?", " Detengan al MEDE" y "Detengan la inflación de la UE y la unión de deuda", reflejando una creciente preocupación en Alemania frente a rescates europeos y medidas para la crisis.

Un sondeo de Reuters publicado el viernes mostró que expertos legales consultados prevén en forma unánime que la corte rechazará el 12 de agosto un requerimiento judicial temporal contra el MEDE y el compacto fiscal para disciplina presupuestaria en Europa.

Pero si la corte respaldara esa solicitud, tendría un impacto devastador en mercados de bonos y monedas, llevando al bloque monetario común integrado por 17 países a una mayor agitación al manifestar dudas sobre su capacidad para lanzar más intentos de rescate de estados miembros muy endeudados en el sur de Europa.

Todos los expertos consultados prevén que la corte emitirá su aprobación, con 12 afirmando que establecerá fuertes condiciones, en parte para limitar la exposición de Alemania a rescates y para fortalecer la supervisión parlamentaria.

El MEDE sería el sucesor del existente Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), de carácter temporal, a partir de julio y levantaría un cortafuegos de 700,000 millones de euros (896.000 millones de dólares) para impedir que la crisis de deuda soberana de la zona euro se propague más.

Sin embargo, Karlsruhe desaceleró el proceso al decidir a mediados de julio tomar dos meses para investigar quejas de que el MEDE y el pacto fiscal que da a las instituciones de la UE poderes intrusivos para forzar las reglas presupuestarias del área de la moneda única violan la Constitución alemana.

Sin la ratificación de la mayor economía europea, el nuevo fondo de rescate no puede comenzar a operar.

El grupo "Más democracia", que ha conseguido 37,000 firmas para el requerimiento judicial, dijo que no quiso participar en la marcha del sábado por respeto a la corte.

"Los hechos ahora están sobre la mesa y ahora la decisión depende de los jueces", afirmó la portavoz Anne Daenner. "Y ahora de hecho no es una cuestión política, sino una cuestión legal", agregó.

RDS