El Estado Islámico de Irak (ISI), brazo de Al Qaeda en Irak, reivindicó en la página internet islamista Honein, 131 ataques perpetrados durante el mes de ayuno musulmán del ramadán.

El ISI afirma que perpetró 65 ataques en la provincia de Diyala, afectada casi a diario por la violencia, y otros 66 en el sur de la capital iraquí durante el ramadán, que comenzó este año el 21 de julio y terminó el 18 de agosto para los musulmanes sunitas.

Casi la totalidad de estos ataques fueron contra las fuerzas de seguridad y la milicia anti Al Qaeda Sahwa.

Irak vivió este año un ramadán particularmente sangriento. La violencia dejó más de 400 muertos en todo el país, según un recuento de la AFP sobre la base de las informaciones comunicadas por fuentes médicas y de seguridad.

ISI anunció recientemente una campaña cuyo objetivo es reconquistar el territorio que abandonó desde el pico de violencia que registró el país entre 2006 y 2008.

Al Qaeda en Irak tiene menos poder que en el pasado, según las autoridades, pero sigue siendo capaz de cometer ataques mortíferos.