Washington.- Estados Unidos acogió este lunes con beneplácito el anuncio del gobierno de Irán de que ha suspendido su programa de enriquecimiento de uranio al 20%, como parte del acuerdo con el bloque de potencias que conforman el grupo P5+1.

El vocero presidencial Jay Carney calificó el anuncio de Teherán como un "importante primer paso" para que Irán cumpla con sus obligaciones en materia de energía nuclear, y adelantó que las potencias empezarán de inmediato a cumplir su parte del convenio.

Dijo que en reciprocidad con las acciones concretas de Irán, Estados Unidos y sus socios en el P5+1 responderán con el compromiso para empezar a brindar "el modesto alivio acordado con Irán", dijo Carney en alusión a las sanciones económicas contra el régimen islámico.

El grupo está conformado además por Reino Unido, Francia, Rusia y China, bajo la coordinación de la Unión Europea.

Con este anuncio sobre su programa de enriquecimiento de uranio, Irán y los países del P5+1 iniciarán ahora el proceso de negociación de un acuerdo de largo plazo para resolver de manera definitiva esta disputa.

Carney dejó en claro que Estados Unidos mantendrá su compromiso de utilizar una "fuerte y disciplinada diplomacia para alcanzar una solución pacífica que impida que Irán obtenga armas nucleares".

mac