Washington.- Un agente infiltrado logró abortar un atentado preparado contra un avión que cubría una ruta entre Yemen y Estados Unidos, entregando a miembros de la CIA en Arabia Saudí un artefacto explosivo, reveló este martes la cadena estadounidense ABC.

El agente consiguió salir "sin problemas de Yemen" con la bomba, que entregó a oficiales en Arabia Saudí.

"Trabajaba en secreto para la CIA y otras agencias de inteligencia", y ahora ya se encuentra "a salvo fuera de Yemen", según ABC, que no precisó la nacionalidad del agente.

Preguntada por la AFP, la CIA (Agencia Central de Inteligencia) no dio detalles sobre el operativo para desmantelar el complot o del agente infiltrado.

Estados Unidos anunció el lunes haber frustrado un ataque suicida contra un avión comercial entre Yemen y Estados Unidos, "similar" al de la navidad de 2009.

El 25 de diciembre de ese año, el nigeriano Umar Faruk Abdulmutalab intentó activar unos explosivos adheridos a su ropa interior en un avión comercial entre Amsterdam y Detroit (noreste de Estados Unidos), con 290 pasajeros a bordo.

En aquella ocasión, al ataque fue preparado por la rama yemení de Al Qaida en la Península Arábiga (AQAP), que ha intentado aprovechar en varias ocasiones las fallas de seguridad aérea para hacer explotar aviones comerciales que viajan hacia Estados Unidos.

"Ningún avión comercial" ni "ningún estadounidense o aliado" estuvieron en peligro, afirmó la Casa Blanca, quien señaló que el presidente Barack Obama conocía la situación desde abril.

El mandatario estadounidense "pidió al Departamento de Seguridad Interior, a las fuerzas del orden y a los servicios de inteligencia tomar las medidas necesarias para evitar esta clase de atentado", precisó un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Caitlin Hayden.

apr