Tegucigalpa.- Catorce personas muertas dejaba hasta la mañana del lunes el paso por Honduras de la tormenta Agatha , degradada a sistema de baja presión, según la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

Un cuadro estadístico del organismo que coordina a todos los entes de socorro detalló que las secuelas del fenómeno son 14 muertos, un desaparecido, 3,227 evacuados, 235 damnificados y 3,168 albergados.

Asimismo, 665 viviendas quedaron dañadas y 63 destruidas, 37 vías y 6 puentes y vados sufrieron daños, 11 puentes quedaron destruidos, 5 escuelas y 2 edificios públicos quedaron dañadas.

Se desborda el Choluteca

En la capital, aparecía el sol pero la tormenta dejaba gigante poza por el desbordamiento del río Choluteca que estuvo a punto de cubrir completamente los puentes que dividen a Tegucigalpa y Comayaguela, las dos ciudades que forman la capital, con más de un millón de habitantes.

También en la capital el aeropuerto internacional Toncontín permanecía cerrado y el ministerio de Educación suspendió las clases en todos los niveles educativos.

Efectivos de las Fuerzas Armadas con decenas de vehículos se aglomeraban en el campo de parada Marte, 5 km al oeste de ciudad, para desplegarse con maquinarias para limpiar las áreas donde quedaban toneladas de lodo que dejaron las crecidas del río.

A pesar de que la lluvia había cedido y que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) pronosticaba mejor clima, Copeco mantenía las alertas roja en la capital y los departamentos de Cortés (norte) y Choluteca y Valle (sur), verde en los seis departamentos del este y amarilla en siete del oeste.