Trípoli.- La OTAN admitió el domingo que sus armas habían destruido una casa en Trípoli en la que funcionarios libios dijeron que habían muerto nueve civiles, un incidente que probablemente sembrará nuevas dudas dentro de la alianza sobre su misión en Libia.

El ataque a la vivienda fue el caso más claro hasta la fecha de que los bombardeos de la OTAN han causado varias muertes civiles, y se ha dado en un momento en que la OTAN ya sufre tensiones por una campaña que se ha tomado más tiempo y recursos de lo que esperaban sus partidarios.

Según una declaración de la OTAN, el objetivo de los ataques aéreos era un emplazamiento de misiles pero al parecer una de las armas no dio en el blanco, lo que causó la muerte de civiles.

"La OTAN lamenta la muerte de civiles inocentes y pondrá más cuidado en los ataques a un régimen resuelto a utilizar la violencia contra sus propios ciudadanos", dijo el teniente general Charles Bouchard, comandante de las operaciones de la OTAN en Libia.

"Aunque aún estamos determinando los detalles específicos de este hecho, las señales apuntan a que una falla en el sistema de armas podría haber causado este incidente", añadió.

A primera hora del domingo, funcionarios del Gobierno libio llevaron a reporteros a una zona residencial en el distrito Souq al-Juma en Trípoli, donde se vio un cuerpo mientras era sacado de los escombros de un edificio destruido.

Más tarde, en un hospital, les mostraron los cuerpos de dos niños y tres adultos que, según dijeron, estaban dentro del total de civiles muertos en la ofensiva.

El ministro de Asuntos Exteriores libio, Abdelati Obeidi, dijo que el ataque de la OTAN era un "intento patético (...) de quebrantar el espíritu del pueblo de Trípoli y permitir que pequeños grupos terroristas provoquen inestabilidad y desorden en la pacífica ciudad".

Funcionarios libios anunciaron anteriormente la muerte de siete personas, pero Obeidi corrigió que eran nueve muertos y 18 heridos.

"Nunca perdonaremos, nunca olvidaremos, estamos aquí; en nuestra tierra, unidos con nuestro líder, preparados para la paz y para la lucha por nuestra libertad y honor" dijo Obeidi en una conferencia de prensa.

Sin embargo, un portavoz de los rebeldes que ha estado combatiendo para acabar con el Gobierno de 41 años de Muammar Gaddafi, dijo que el propio Gaddafi era el culpable.

"Sentimos la muerte de civiles causada por ataques aéreos de la OTAN" dijo Abdel Hafiz Ghoga, vicepresidente del Consejo Nacional de Transición rebelde.

"Culpamos al régimen de Gaddafi por haber colocado instalaciones militares cerca de áreas civiles", dijo. "Por tanto, eran esperables este tipo de pérdidas", agregó.

ALIANZA EN TENSION

La OTAN ha estado atacando blancos en Libia por meses, en lo que afirma es un operativo destinado a proteger a civiles que se rebelaron contra el mandato de 41 años de Muammar Gaddafi. El líder libio afirma que es un acto de agresión colonial pensado para robar petróleo.

Están surgiendo tensiones entre los estados miembros de la alianza, puesto que la campaña se ha alargado más de lo esperado y Gaddafi sigue en el poder, incluso realizando acciones desafiantes como promocionar un juego de ajedrez la semana pasada con un funcionario que estaba de visita.

El domingo se cumplieron tres meses desde que los aviones de guerra de la OTAN entraron en acción en Libia.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, dijo que creía que se debería permitir a la OTAN continuar con su misión: "Creo que acabará bien. Creo que Gaddafi caerá finalmente", declaró a la CNN.

apr