Nueva York. El jefe de la Guardia Nacional venezolana y un ex funcionario antidrogas serán acusados próximamente en Estados Unidos de complicidad con traficantes de cocaína, dijeron dos funcionarios al tanto del caso.

Los generales Néstor Reverol y Edilberto Molina aparecen en un acta de instrucción de cargos en el tribunal federal de Nueva York que acusa al primero de alertar a traficantes de allanamientos y obstaculizar investigaciones, dijeron los funcionarios. Ambos hablaron bajo la condición de anonimato porque el documento judicial se encuentra cobijado bajo reserva sumarial.

Reverol, ex jefe de la agencia antidrogas venezolana, era un aliado del difunto presidente Hugo Chávez. Molina también trabajó alguna vez para la agencia.

Informes periodísticos dicen que la agencia antidrogas DEA está investigando a varios altos funcionarios venezolanos bajo sospechas de tráfico de cocaína y lavado de dinero.

Uno de los funcionarios mencionados en los informes es el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, quien ha negado enfáticamente que encabece un cártel integrado por altos funcionarios y oficiales militares. Ha prometido demandar a medios locales e internacionales que han publicado los informes.

Dos sobrinos de la poderosa primera dama venezolana Cilia Flores fueron arrestados en Haití en noviembre bajo cargos de asociación para introducir 800 kilos de cocaína a Estados Unidos. Fueron conducidos a una corte en Manhattan, donde se declararon inocentes.

Reverol tomó en el 2014 el mando de la Guardia Nacional, la fuerza militar que tiene a su cargo la vigilancia en las ciudades y las fronteras y el control de las protestas callejeras. En julio anunció el arresto de dos oficiales retirados a los que se buscaba bajo cargos de narcotráfico, y uno de los cuales presuntamente tiene vínculos con cárteles mexicanos y colombianos.

La noticia sobre las acusaciones surge en momentos en que EU está incrementando la presión sobre jerarcas del gobierno venezolano por su papel en haber convertido al país en un notorio puente de tráfico de drogas.