Erbil. Decenas de civiles murieron por ataques aéreos presuntamente llevados a cabo por aviones de guerra estadounidenses contra un pueblo sirio en una zona que es el blanco de una ofensiva respaldada por Estados Unidos, de acuerdo con grupos de derechos humanos y activistas de la oposición de la zona.

El ejército de Estados Unidos aseguró que está investigando las afirmaciones de que los ataques aéreos estadounidenses eran responsables de la muerte de más de 160 civiles durante la madrugada del martes en Tokhar, a 10 millas de la ciudad de Manbij.

Una declaración militar indicó que se están realizando investigaciones para determinar si el sitio donde murieron las víctimas coincide con cualquiera de los lugares bombardeados por aviones de guerra estadounidenses.

Los presuntos ataques coincidieron con los intensos combates en la zona de Manbij. Una coalición respaldada por Estados Unidos con combatientes kurdos y árabes trabajan junto a las Fuerzas Democráticas de Siria para que en un máximo de siete semanas la ofensiva capture Manbij. Horas antes, el ejército estadounidense anunció que se había asegurado el control de la sede del Estado Islámico en la ciudad. Un comunicado informó que aviones de guerra estadounidenses habían llevado a cabo 18 ataques en las últimas 24 horas alrededor de Manbij.