Londres. El presidente Obama hizo un llamado este miércoles para un nuevo capítulo de la larga relación entre Estados Unidos y Gran Bretaña, afirmando que los retos globales económicos, militares y climáticos requieren que nos reinventemos para enfrentar las exigencias de una nueva era .

Aun cuando se refirió a lo mucho que el mundo ha cambiado desde que los aliados surgieron victoriosos de la Segunda Guerra, Obama enfatizó en una sesión conjunta del Parlamento que la cooperación entre Washington y Londres en asuntos militares, económicos, diplomáticos y humanitarios sigue siendo la piedra angular de la seguridad global.

Conforme crecen nuevas amenazas a través de fronteras y océanos, debemos desmantelar redes terroristas y detener los avances en armas nucleares; enfrentar el cambio climático y combatir la hambruna y las enfermedades , dijo.

El discurso de Obama pretendió celebrar la alianza militar entre Estados Unidos y Gran Bretaña, que juntos han librado guerras en tres países musulmanes en la última década, y al mismo tiempo asegurar a un auditorio europeo que los altos costos de estos esfuerzos ha sido esencial.

El discurso ancla de la actual gira europea se presentó en la histórica Sala de Westminster, por lo que se convirtió en el Primer Mandatario estadounidense en dar un discurso en este lugar.

El edificio gótico fue construido en 1099; era el sitio favorito de banquetes de muchos monarcas ingleses, incluyendo a Ricardo I.