Washington. Líderes del movimiento prodemocracia de Hong Kong llamaron a los congresistas estadounidenses a presionar a Pekín, argumentando que cualquier retroceso en el estatuto especial de la ciudad alentaría a China a imponer “valores comunistas” en el mundo.

El activista veterano Joshua Wong, la música Denise Ho, académicos y un representante del sindicato estudiantil comparecieron ante la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China.

Durante una audiencia que podría irritar a Pekín, los militantes fueron recibidos por los miembros republicanos y demócratas de una comisión del Congreso estadounidense en Washington.

Sus testimonios resultaron ser eco de los manifestantes de Hong Kong que se han quejado por la presunta brutalidad policial, y por los esfuerzos de China en erosionar la naturaleza de “un país, dos sistemas”.

“Pekín no debería de explotar los beneficios económicos gracias a la posición de Hong Kong en el mundo erradicando nuestras libertades”, dijo Wong, quien en su adolescencia, en el 2014, fue la cara de los jóvenes de Hong Kong que pidieron cambios para permitir elecciones directas con candidatos elegidos por  los hongkoneses.

Fue arrestado el mes pasado en una ofensiva de Pekín en contra de prominentes activistas.